Instrumentos siempre Calibrados

  • Ya en tiempos de los faraones las mediciones eran un elemento fundamental para llevar a cabo las construcciones de las pirámides y templos que se realizaban en aquella época y que aún hoy en día nos impresionan. Los arquitectos reales utilizaban como unidad de medida el codo real.

    El codo real era la longitud del antebrazo del faraón desde el codo hasta el extremo del dedo medio, teniendo la mano extendida, más la anchura de su mano. La medida real fue materializada en granito negro y una copia en madera o granito era depositada en cada lugar de construcción para uso de los trabajadores. La pena de muerte era el castigo impuesto a los arquitectos reales que olvidaban calibrar su patrón de longitud las noches de luna llena.

 

  • El instrumento de medida nuevo no asegura la trazabilidad directa a Patrones Nacionales o Internacionales. El fabricante de Instrumentos de medida realiza un control estadístico de la calidad por lotes o, en el mejor de los casos, realiza comprobaciones de un correcto funcionamiento de cada instrumento. Estos controles de calidad o comprobaciones, aún siendo documentadas, no son suficientes para asegurar la trazabilidad metrológica.

    De este modo, son los laboratorios de calibración los encargados de transferir la trazabilidad a las Unidades de Medida del Sistema Internacional (SI) y sólo un laboratorio acreditado por la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) u otra Entidad Nacional reconocida por ésta, está habilitado para emitir certificados válidos de los instrumentos de medida.

    En FEMTO somos conscientes de la importancia de tener los instrumentos de medida bajo control y por ello facilitamos la compra de los instrumentos de medida (Termómetros, Manómetros, Balanzas, Micrómetros, etc…) con su Certificado de Calibración con precios y plazos excepcionales.

 

Instrumentos siempre Calibrados